domingo, noviembre 15, 2009

Mi ley de Murphy

Acabo de firmar una nueva cláusula en el "contrato" con la moza, que dice que aunque tengamos planeado ir a ver a sus abuelos, si hay campeonato o buenas olas se suspende aunque sea a última hora.

Y es que siempre que planeamos ir a verlos (con tiempo) coincide un campeonato de surf, o hay unas olas del carajo.

Ayer sábado no podía ser de otro modo. Mi plan era madrugar para echar fotos y a eso de la una de la tarde marchar pa Villar de Naviego (Cangas de Narcea, pues más allá). Pues bien, las previsiones apuntaban un gran día,... pero las olas tardaron un poco en llegar.

Así que quedé con Toral a eso de las 8.15 en Gema y el tema estaba horrible, pequeño y malo. Charla pasando frío con el y Mastintín y decidimos que "pa casa". Mastintin marchó primero y el mar empezó a crecer... leches! aunque no estaba muy allá se estaba poniendo muy grande pa ir al agua, pues aún estoy poniéndome en forma.

Se me iba acabando el tiempo para que diera la una, así que rápido pal Mongol. Buenas olas, buena luz, y un menda que no pudo entrar al agua porque se le hacía tarde... En fin, que otro finde será. Tiré alguna desde fuera y gracias.

Os voy poniendo alguna. A lo largo de la semana más que tengo que procesar.


Paisajes mañaneros
Paisajes mañaneros
Paisajes mañaneros
Paisajes mañaneros
Mastintin y Toral
Llegando las olas

3 comentarios:

conderipoll dijo...

Jeje, siempre pasa algo Cezo: la luz, las olas, etcétera etcétera.

Un saludo!

Toral dijo...

pero que cara de orangutan me sacaste, grandisimo zerdo!!

o cojones, será la que tengo..

en fin, la camara engaña seguro!

cezonillo dijo...

Toralin, el sensor no engaña!